Cuentos con herramienta creativa para generar ideas

El alumno burro. La exageración, herramienta creativa para generar ideas

El cuento de este post tratará sobre una herramienta creativa para generar ideas. Es muy sencilla de aplicar aunque a la gente le parezca más complicada que otras, la exageración. Forma parte del sistema de herramientas creativas que podéis ver aquí.

Consiste en aumentar o dismimuir, de una manera exagerada, una dimensión. Para que la exageración tenga efecto, tiene que ser poco razonable. Exagerar significa sugerir una medida que excede mucho de su rango normal. Así conseguiremos que se convierta en una efectiva herramienta creativa para generar ideas

El cuento lo podéis ver en el video incluido a continuación o leerlo en el resto de este post. Vamos con el cuento.

Iniciando el curso

Al iniciar el curso ese año nos encontramos con que habían cambiado al profe de lengua y habían aparecido unos cuantos niños nuevos. Y uno de esos niños nuevos era más bruto que un arado. Nunca se había visto nada igual. Era lo mismo que le explicasen las cosas lenta o rápidamente, siempre acababa con alguna barbaridad. Que si el sujeto y el verbo en una oración era lo mismo, que si las vocales eran doce, que si se acentuaban las consonantes y no las vocales…

Pero no todo era un desastre porque la clase de lengua, que había sido una tortura  siempre, se había convertido en la clase más divertida de todas.

la exageración, herramienta creativa para generar ideas

Esperando la clase de lengua

Estábamos ansiosos porque llegara. Nos dedicábamos a descubrir las enormes burradas que iba diciendo en clase el alumno nuevo. Animados por el profesor, teníamos que corregirle con ejemplos.

Todos competíamos por ser el primero en descubrir los fallos y en la manera más interesante de explicarlos. Para ello usábamos cualquier ejemplo, de cuentos, tebeos o libros. Por esta razón cada vez leíamos más tiempo y con más interés para poder buscar materia que nos sirviera para poder comentar en clase.

Por otra parte descubrimos que leyendo se pasaba muy bien. A partir de entonces nos compraban muchos libros que intercambiábamos con nuestros compañeros de cole.

la exageración como herraienta creativa para generar ideas

¿Porqué no le importaba al alumno bruto serlo?

De todas manera había algo extraño en todo aquello. Al niño bruto no parecía que le molestara lo que estaba pasando. Esto tenía intrigado a un compañero, Pedrito, que estaba seguro que tenía que estar muy triste y que intentaba ocultarlo.

Pedrito decidió un buen día seguir al niño bruto al salir del colegio porque estaba seguro de que tarde o temprano se pondría a llorar. Así que se puso manos a la obra y empezó a seguirle.

El niño caminó durante un rato, y se detuvo en un pequeño parque. Se quedó esperando unos minutos hasta que llegó una persona conocida…¡el nuevo profe!. ¡Cómo era posible!. Al llegar, le dio un beso, le cogió de la mano y se fueron caminando juntos.

una de las más útiles herramientas creativas

Pedrito se enfada

A pesar de que estaban ya un poco lejos, Pedrito pudo escuchar que charlaban de lengua. ¡Y el niño bruto parecía que sabía más lengua que cualquier compañero de clase!

Pedrito, con un enfado monumental, empezó a correr para darles alcance. Les cogió y se puso frente a ellos con cara de pocos amigos. Al hacerlo, el niño bruto empezó a ponerse nervioso.

Su padre, el maestro nuevo, entendiendo lo que estaba pasando, explicó a Pedrito que fingir que su hijo era el más bruto de los alumnos, solo era una estratagema para que al resto de los alumnos les fuera más sencillo aprender la asignatura de lengua, y que, además, se divirtieran estando en clase.

eficaz herramienta creativa para generar ideas

Todos quieren ser el alumno bruto 

A su hijo le gustaba parecer un niño bruto porque, como quería hacerlo muy bien, tenía que preparárselo con antelación de manera que todo parecía un divertido juego.

Al día siguiente, el profesor nuevo descubrió lo que pasaba al resto de los chicos. Pero como disfrutaban tanto con su clase de lengua, le dijeron al profesor que todos querían ser también el alumno bruto. Por ello empezaron a turnarse para poder hacer el papel del alumno más bruto de la clase.

El profesor, exagerando las barbaridades que decía su hijo, consiguió que todos los alumnos se interesaran en una clase que siempre les pareció un tostón. Como veis, hizo de la exageración, una herramienta creativa para generar ideas. ¡Ánimo y a practicarla!

Este cuento está basado en el cuento “El bruto de las mates” de Pedro Pablo Sacristán

En sus cuentos podréis descubrir siempre alguna herramienta creativa Para generar ideas, os serán muy útiles.

Sin comentarios

Escribe un comentario