una historia de nasrudín

El precio justo. Herramientas creativas para generar ideas

El post de hoy narra un cuento. Esta vez es un cuento persa de la tradición sufí, protagonizado por Nasrudín. Quien no conozca a Nasrudín puede hacerlo a través de este enlace de Wikipedia. Nos servirá para ilustrar una de las herramientas creativas para generar ideas que podemos ver aquí, “la eliminación”.

Vamos con el cuento. Lo podréis leer o ver el video insertado a continuación:



Nasrudín acababa de terminar un tazón de yogur en la taberna del pueblo debajo de un emparrado que le protegía del sol. El banco donde estaba sentado, estaba cubierto por una alfombra e invitaba tanto a dormir como a beber té.

Voy a dormir un rato le dijo Nasrudín a Masud, dueño del establecimiento. Se echó y en seguida empezó a no distinguir las voces ni el aroma agradable de un cocido que venía de la hoguera del patio.

El aroma del cocido

El aroma del cocido era un asunto más que serio para Abdul Alí que pasaba por allí hambriento llevando solo una hogaza de pan negro.

Sus cosechas habían fallado, en tanto que otros vendían las suyas, y desde hacía tiempo, no comía nada como ese cocido lleno de sabrosos trozos de carne.

Olfateó el aroma. Podía adivinar por el olor cada uno de los ingredientes del cocido.

las mejores herramientas creativas para generar ideas

Pan con sabor a cocido

Mientras aspiraba el delicioso vapor, Abdul Alí pensó que su hogaza de pan no tenía ningún sabor. Con discreción, sostuvo su pan por encima de la olla para que absorviera los deliciosos sabores que estaban desperdiciándose en el aire.

Se sentó a comerlo cerca de donde estaba Nasrudín. El pan con el sabor del cocido estaba delicioso. No sabía a granos duros sino a carne, cebolla, ajo, nabos y arroz.

La eliminación. Una de las herramientas creativas para generar ideas

Abdul Alí se lo comió despacio para disfrutar cada bocado. Todavía se estaba relamiendo los labios cuando Masud, el dueño de la casa, se le acercó con la mano tendida.

–Págame lo que me debes, dijo Masud.

–¿Qué te debo? gritó Abdul Alí tan fuerte que despertó a Nasrudín.

–Págame por el vapor del cocido, dijo Masud. Ya que no podía cobrar por el cocido se le ocurrió cobrar por el vapor.

–¿Por el vapor? chilló Abdul  Alí.

generar ideas con herramientas creativas

Interviene Nasrudín

Nasrudín se sentó, despierto ya y ansioso por saber qué sucedía.

–Por supuesto dijo Masud, frotándose los dedos índice y pulgar. Comiste el vapor de mi cocido y ahora debes pagarme.

Abdul Alí gruñó, pataleó y agitó los puños. Hambriento y furioso, en mitad de los insultos, le dijo a Masud que no tenía dinero para pagarle. Al ver a Nasrudín, dijo buscando ayuda:

–Buen mulá, tú oiste lo que pasó, ¡juzga!. ¿Debe pagar un hombre hambriento por un poco de vapor?

— Lo que tú digas estará bien dijo, a su vez, Masud. ¿Me debe dinero Abdul Alí por el vapor de mi cocido?

Herramientas creativas para la empresa

La decisión

El mulá, después de estar un rato acariciándose la barba, preguntó a Masud:

–¿Cuanto cobras por el vapor?

El dueño de la casa mencionó un valor que haría regatear a los más ricos del lugar. No obstante, Nasrudín dijo:

–Yo voy a pagar la cuenta de Abdul Alí a pesar de que estás cobrando por el vapor como si cobraras por un tazón de cocido.

Ante los dos hombres sorprendidos, Nasrudín sacó de su monedero las monedas necesarias para pagar el cocido, se subió al banco y las dejó caer para que tintinearan.

Cuando Masud se acercó a recogerlas, Nasrudín se adelantó y las volvió a meter en su monedero.

herramientas creativas para emprender

Pagando con la misma moneda

–¿Qué estas haciendo con mi dinero? gritó Masud.

Pero si es mi dinero, replicó Nasrudín dispuesto a reanudar su siesta. Si cobras por el vapor de tu cocido, considérate pagado con el ruido de las monedas.

Así, Nasrudín utilizó la misma estrategia de Masud y le pagó con su misma moneda.

“La eliminación” es una de las más sencillas herramientas creativas para generar ideas. Podéis ver más ejemplos de esta heramienta aquí

¡No hay excusa para no ser creativo! Sólo tienes que utilizar, como ocurre con la eliminación, ciertas herramientas creativas Para generar ideas no te hará falta nada más.

Sin comentarios

Escribe un comentario