Retando lo cotidiano

El desafío creativo. Retar a las cosas para obtener nuevas ideas

Billy Wilder (El apartamento), al acabar de rodar una escena, solía preguntar, ¿no se puede hacer mejor?. No tenía intención de realizar ningún juicio negativo. Para todos, el resultado era excelente, pero el no se conformaba y planteaba constantemente un desafío creativo. Quería explorar si existía la posibilidad de mejorar.

Se negaba a aceptar que el resultado era necesariamente el mejor. Consideraba que era uno entre tantos.

Cuanto más mira el hombre a una cosa, menos la ve y cuanto más aprende el hombre una cosa, menos la sabe. El hábito nos hace permanecer ciegos a lo que vemos todos los días y a no salir de los patrones habituales.

Recuperar el pulso con la realidad y quitarle el velo que aparece cuando creemos saber, es objeto de la creatividad.

el desafío creativo para generar ideas

La continuidad

¿Porqué hacemos las cosas como las hacemos? Hay varias respuestas

  • Porque siempre se ha hecho así
  • Porque fue la mejor manera y no nos hemos detenido a pensar si sigue siéndolo
  • Porque, aunque sabemos que no es la mejor manera, no podemos pemitirnos el coste del cambio

 

Existen muchos conceptos obsoletos que solo perviven por razones de continuidad. Ciertas ideas y conceptos que tuvieron sentido en su día pueden ser ahora innecesarios y podemos superarlos mediante un desafío creativo.

el desafío creativo para obtener ideas nuevas

El proceso del desafío creativo

Desafiemos las cosas. Elijamos alguna, un bolígrafo por ejemplo. Fijémonos en la  punta, o en la manera como se acciona, en el color, grosor, longitud, material. La zona media, ¿tiene que ser así? Quizás podría tener una forma especial.

Este desafío creativo nunca es una crítica. Si solo utilizas el reto como crítica, solo serás capaz de plantear un desafío cuando veas un error. Ésto limita mucho el proceso. Has de ser capaz de desafiar cualquier cosa.

Por otra parte, en el caso de que tu desafío sea una crítica, alguien aparecerá que lo defienda y te dedicarás a discutir sobre ello.

Se trata de considerar de que quizás, la manera en que se ha realizado una cosa, sea la mejor pero decides explorar otras opciones por si no es así.

El reto, el desafío creativo, es un hábito y una actitud mental.

generar ideas

Desafiando el mundo

Puedes retar cualquier cosa del mundo que te rodea. Puedes elegir cualquier aspecto del mismo, pequeño o grande, algún proceso o sistema.

  • ¿Necesitamos megahospitales?
  • ¿Los cajeros automáticos tienen que estar abiertos siempre?
  • ¿Porqué no se venden en los restaurantes, platos, vasos o cubiertos?
  • ¿Porque los electrodomésticos no forman parte del servicio de la compañía eléctrica?
  • ¿Porqué hay tantos pilares en nuestras casas?
  • ¿Porque no puedo elejir la vajilla en un restaurante?
  • ¿Porqué la numeración de las páginas de un libro se hace del uno en adelante y no al revés?

generar ideas en empresas

El mundo interior

De la misma manera que desafiamos el mundo exterior, podemos plantear un desafío creativo a nuestro mundo interior.

  • ¿Porqué pensamos de esa manera?
  • ¿Porqué hemos de pensar respecto a las cosas de ese modo?

 

Podemos desafiar las suposiciones, las rutinas, los valores que empleamos, los conceptos, polarizaciones, las cosas que buscamos normalmente y las que rechazamos.

Esto es solo el inicio, algunas ideas. Podemos dirigir el reto a cualquier objetivo. Lo más importante de este tipo de cuestionamiento es la ausencia de juicio. Recordemos que no estamos criticando ninguna cosa, proceso o sistema. Sólo miramos si esa es la única manera.

cuestionamiento creativo

La especulación

Con la argumentación y gran parte de nuestro pensamiento habitual queremos confirmar lo que ya sabemos. Por contra, retando a las cosas queremos avanzar hacia algo nuevo y especular sobre otras alternativas.

Especular nos permitirá evaluar nuevas posibilidades e investigarlas.

La especulación creativa permite crear nuevos marcos para analizar la información de otra manera.

La especulación nos permite salir de los patrones habituales de pensamiento.

Sin especular podremos desarrollar y perfeccionar una idea pero no es probable que obtengamos una idea totalmente nueva.

La actitud creativa implica correr riesgos, jugar y experimentar. Reta a las cosas, de dentro y de fuera, y entrarás en un mundo de posibilidades insospechadas.

 

Sin comentarios

Escribe un comentario