Cuentos creativos para todos

Cuentos creativos. El ladrón de museos

Estos cuentos creativos, cuya sección se inicia con este post, tienen la intención de divulgar entre los niños y los no tan niños, una serie de sencillas herramientas creativas que pueden acompañarles toda su vida y sacarles de muchos apuros. Este primer cuento, “El ladrón de museos”, trata de la herramienta relativa a “la inversión”. Una breve descripción de la misma la podéis encontrar, entre otras herramientas, aquí.

En muchos casos, en cada uno de estos cuentos creativos, se publicará también un video, como en este caso. Vamos con el cuento:



Robos en los museos

El departamento de policía de la ciudad quería averiguar quién era el causante de una cadena de robos en los museos más importantes de la ciudad. Más de diez de ellos habían sido asaltados y vaciados de la mayoría de sus pertenencias. Tesoros de incalculable valor habían sido robados sin que nadie hubiera podido evitarlo. La policía estaba vigilando ahora el museo más importante de la ciudad situado en el centro de la villa.

Era el último museo que quedaba sin que lo hubieran robado y el detective que estaba a cargo del caso no estaba dispuesto a que fuera desvalijado como los otros.  Por ello ordenó un cerco policial alrededor del edificio y se puso a pensar en cómo cambiar los planes que había aplicado anteriormente y que no habían servido para nada.

cuentos creativos para mayores

El detective pardillo

Pensó que, si en los casos anteriores, llenar el edificio de cerrojos, los jardines de perros, las paredes de cámaras y el interior de alarmas, no había dado resultado, quizás hacer lo contrario, sí funcionara.

Quitó todas las cerraduras, se llevó a los perros y desinstaló cámaras y alarmas.

Se hizo famoso entre los ladrones, no porque le tuvieran miedo, sino porque en vez de ponerles problemas para que robaran, les daba todas las facilidades. Lo llamaban el detective pardillo.

Casi todos los días se veía a alguien sospechoso entrar y salir del museo. Llevaba grandes bolsas pero nadie hacía nada. Todos los ladrones sabían que había un museo en la ciudad que no había sido robado todavía. Estaba lleno de riquezas y era muy fácil robar en él.

cuentos creativos para niños

Un sorteo para robar

Todos querían ir a robar. Acordaron sortear el día y la hora en que cada uno iría para que nadie se quedara sin su parte.

El organizador de todo era otro ladrón, un tipo muy listo. Fue capaz de conseguir que todo el mundo aceptara ir cuando le tocara y se llevara la parte de las riquezas estipulada. Él se ofreció a organizarlo todo a cambio de una parte del botín. Así fueron pasando todos los ladrones de la ciudad por el museo.

Cuando pasó el último, el ladrón que lo organizó todo, cojió su teléfono y llamó al jefe del museo. Buenas noches señor, saludó. Ya no habrá más gente saliendo de su museo con bolsas. Esta noche salió el último. Hemos capturado a todos los ladrones de la ciudad.

cuentos creativos para todos

El engaño dio resultado

La realidad era que el ladrón que dirigió todo no era ningún ladrón sino el detective pardillo. Éste, aprovechando la codicia de los ladrones, les tendió una trampa haciendo que en el museo fuera muy fácil robar.

Los ladrones estaban encantados con un trabajo tan sencillo. Pero todas las noches, cada ladrón que entraba, era atrapado inmediatamente por un grupo de polis que lo esperaban escondidos.

Y después de esto, era el detective pardillo quien salía cargado con los tesoros. Y nadie sospechó que se trataba de un engaño. Así todo el mundo creía que era un trabajo muy fácil.

cuentos creativos para aprender

El mejor detective de la ciudad

El detective pardillo se convirtió en el mejor detective de la ciudad. Solo pensó en dar la vuelta a las cosas que estaba haciendo y así nos descubrió “la inversión”. Ésta es una herramienta que os ayudará a desarrollar vuestra creatividad cuando seais mayores porque ahora sois niños y no necesitáis nada para desarrollarla.

Pero sí podéis enseñar a vuestros padres, tíos y primos mayores estos cuentos creativos que les servirá mucho más de lo que ellos imaginan.

Espero que os haya gustado. Dentro de poco tendréis otro post donde podréis encontrar más cuentos creativos.

Este cuento está basado en el cuento “El peor perro guardián del mundo” de Pedro Pablo Sacristán.

Sin comentarios

Escribe un comentario