Creatividad. Poniendo el carro detrás de los bueyes

Nadie duda de la posición que tienen que ocupar los bueyes y el carro para que el proceso funcione aunque hay quien se empeña en invertir los valores.

Se dedica mucha vida a cuidar el cuerpo cuando se debería dedicar el cuerpo a cuidar la vida.

Se obtienen (se regalan) títulos sin el trabajo (ni la asistencia) necesari@ para conseguirlos (generalmente los poderosos).

Reclaman la independencia de una parte del país en vez de trabajar y discutir sobre la leyes necesarias para conseguirla.

Algunos políticos, en vez de ser servidores públicos se sirven del pecunio  público sin ningún miramiento.

El uso de la redes sociales también es un claro ejemplo. Lo social cada vez es más ausente y lo personal más presente.

Utilizando la expresión de San Agustín, el mal proviene de disfrutar lo que debiéramos usar y usar lo que debiéramos disfrutar.

¿Dónde están los bueyes creativos?

En el caso de la creatividad ya no es que el carro tenga que estar delante de los bueyes, es que no hay bueyes. El carro aparece como por arte de magia y nos imaginamos que apareció porque ha sido arrastrado por una especie de bueyes invisibles a los que llamamos musas. Nadie sabe de donde salen ni tenemos capacidad de unirlas al carro pero como el carro se ha movido, alguien lo tiene que haber hecho. Y de los que tienen la suerte de que se les haya aparecido, decimos que tienen un don poco frecuente.

De aquí que la creatividad sea un bien escaso aunque muy necesario en la vida en general. Las cosas bien hechas inspiran y nos hacen salir de la rutina; nos hacen ver la vida de otra manera.

Beneficios de la creatividad

Como veíamos en un post anterior, la práctica de acciones creativas provoca:

  • Un sentimiento de realización
  • Un incremento de la autoestima
  • La adquisición del hábito de aportar en vez de actuar con egocentrismo y pasividad

Crear, cambia la percepción de las cosas y ésta es la responsable de las emociones.

Crear nos dará un sentimiento de seguridad de que cualquier cosa puede solucionarse.

¿Dónde habitan las musas?

Pero si la creatividad puede ser tan importante. ¿porqué no la fomentamos?. Porque no sabemos cómo hacerlo. No sabemos donde moran las musas y no podemos ponerlas a tirar del carro. 

Estamos atrapados dentro de las percepciones tradicionales a las que accedemos a través de la cultura y el lenguaje y no nos liberamos de esta trampa.

Necesitamos alguna forma de cambiar las percepciones, de ver las cosas de otra manera.

El humor o la magia nos dicen que ello es posible, Que la mente trabaja con patrones pero que se pueden cambiar.

La educación debe impartir, aparte de alfabetización y formacion aritmética “operatividad” o sea, la técnica del hacer. 

Las herramientas creativas

Y aquí nos encontramos con las herramientas creativas, los bueyes que ataremos al carro. 

A través del azar, la eliminación, la inversión y otras herramientas que podéis ver aquí, tendremos otras formas de ver las cosas, simplemente rompiendo los modelos que nos obligan a verlas de una determinada manera. 

Así sabremos dónde están los bueyes y ataremos al carro los que, en cada ocasión, creamos que van ser más eficaces. 

Sin comentarios

Escribe un comentario